La nueva ley de contratos públicos trae beneficios para la pyme

La nueva Ley de Contratos Públicos favorece la participación de la pyme en los contratos públicos al permitir la división en lote de los contratos (Artículo 86), vincular los requisitos de solvencia exigidos al objeto del contrato y ser proporcionales al mismo, no requerir acreditar realización de trabajos anteriores con la Administración Pública para poder participar en la licitación Artículo 74), reducir el importe de los contratos menores (que pasan de 50.000 a 40.000 euros las obras, y de 18.000 a 15.000 euros los suministros y servicios), el pago directo a las subcontratas y la imposibilidad de que las Administraciones certifiquen las obras en más de 30 días, y se establece como criterio de adjudicación “la mejor en relación con la calidad y el precio” (Artículo 150). Además se simplifica el procedimiento previo a la licitación y la documentación a aportar, se incrementa la transparencia al obligar a las administraciones públicas a publicar todos los trámites que formen parte del proceso de contratación (Artículo 334).

Entradas relacionadas