Rentabilidades y apalancamiento financiero (Análisis de resultados y rentabilidades)

La evaluación del resultado de las empresas se realiza desde distintas perspectivas. En este software consideramos tres tipos de rentabilidades, dos de ellas se incorporan en este apartado y la tercera es la rentabilidad de las acciones. Además, se propone una batería de medidas complementarias:

  • Rentabilidad económica: relaciona el beneficio antes de intereses e impuestos del ejercicio con el volumen de activos de la empresa al cierre del ejercicio.
  • Margen (sobre ventas): es la relación entre el beneficio antes de intereses e impuestos y las ventas del ejercicio.
  • Rotación (de los activos): es la relación entre las ventas del ejercicio y la suma total de  activos al cierre del ejercicio.
  • Rentabilidad financiera: es el beneficio neto o resultado del ejercicio después de impuestos dividido entre los fondos propios medios del ejercicio, sin incluir el beneficio neto. En el caso de que se realizara una ampliación de capital mediante aportaciones de los accionistas se calculan los fondos propios medios ponderados por el número de días de cada uno de los periodos que se forman antes y después de la fecha de la ampliación.
  • Apalancamiento financiero: es una forma sencilla de estimar el efecto favorable o desfavorable de la deuda aumentando o disminuyendo la rentabilidad financiera en comparación con la económica. Se determina dividiendo la rentabilidad financiera entre la rentabilidad económica.
  • Rentabilidad económica sin activos latentes: es una varianten de la rentabilidad económica al excluir del  cálculo las partidas del activo del balance que no forman parte directa de la actividades principales de la empresa. Por tanto, no se consideran en el divisor las inversiones inmobiliarias, activos por impuesto diferido, activos no corrientes mantenidos para la venta y periodificaciones a corto plazo. Al igual que la rentabilidad económica se desglosa en margen sin activos latentes y rotación sin activos latentes.
  • Margen sin activos  latentes: es igual al margen sobre ventas.
  • Rotación sin activos latentes: se calcula dividiendo las ventas del ejercicio entre los activos del balance que no forman parte directamente de las actividades principales de la empresa.
  • Rentabilidad económica neta: se calcula sumando el beneficio neto (después de impuestos) y los gastos financieros. Posteriormente se divide entre el activo total.
  • Coste medio de la deuda: para explicar en detalle el apalancamiento financiero se necesita conocer el coste medio de los pasivos.  El coste medio de la deuda se determina dividiendo los gastos financieros entre el  total de los pasivos (según el balance funcional).
  • Coste medio de la deuda con coste: es equivalente al anterior, si bien solo se consideran en el denominador los pasivos con costes financieros explícitos, es decir, que conllevan el pago de intereses. Estas partidas son las deudas a largo plazo, las deudas con empresas del grupo y asociadas a largo plazo, las deudas a corto plazo y las deudas con empresas del grupo y asociadas a corto plazo.