Punto muerto (Análisis de resultados y rentabilidades)

El punto muerto o umbral de rentabilidad es el volumen de ventas para el que se cubre la totalidad de los costes fijos. Esto supone que es el momento en el que el margen de contribución (o de cobertura de costes fijos) se convierte en beneficio.

Para determinar el punto muerto se aplica la siguiente fórmula:

Ventas del punto muerto = [ Ventas del ejercicio * Costes fijos] / [Ventas del ejercicio – Costes variables]

Si se dispone del precio medio de venta del producto se podría estimar el número de unidades (equivalentes) que se necesitarían para alcanzar  el punto muerto.

Unidades de punto muerto = [Costes fijos / (Precio de venta unitario medio – (Costes variables / número de unidades equivalentes de productos fabricados y vendidos durante el ejercicio))]

También se podría estimar el día del año en el que se alcanza el punto muerto.

Nº de días para llegar al punto muerto = Ventas del punto muerto * 365 / Ventas del ejercicio

Por tanto, sería posible establecer una fecha aproximada.